BATEAMAR S. L.
Tragove, 140 - Aptdo. 146 - 36630 CAMBADOS (Pontevedra)
Tlfs. +34 986 52 46 62 / +34 986 52 46 63 / Fax: +34 986 54 22 25

 

Síguenos.

©2017 Bateamar

Formoso, el español que jugó con Pelé, Beckenbauer y Cruyff.

La historia de Santiago Formoso es única. Compartió vestuario con varias leyendas del fútbol como Beckenbauer, Cruyff, Pelé, Carlos Alberto, Chinaglia...

Mucho antes de que Pau Gasol consiguiera su primer anillo como campeón de la NBA, hubo un español que hizo historia en EEUU. Ese hombre es Santiago Formoso, un gallego que se marchó a Nueva Jersey con su familia a finales de los 60 para buscarse la vida y que logró algunos años después jugar en el mítico Cosmos de Pelé y Beckenbauer. Su destreza con el balón le valió para conseguir una beca en la Universidad de Pennsylvania, donde estudió arte y literatura. Era tan bueno que se nacionalizó y consiguió formar parte de la selección olímpica de EEUU como extremo izquierdo. Después de debutar en el Connecticut Bicentennials, empezó a llamar la atención de los grandes equipos y se le presentó la posibilidad de participar en la gira de despedida de Pelé con el Cosmos.

"Llegué a compartir habitación con él. Era muy fácil jugar a su lado porque hacía fácil lo difícil. Hace algunos años me lo encontré en un crucero por Venecia y le fui a dar un abrazo, pero al principio no me reconocía. Le dije quién era y me contestó que no podía ser, que Formoso era un chaval joven con melena y que yo era gordo y calvo. Nos echamos a reír".

Una contradicción

Una vez concluida la gira, Eddy Firmani, entrenador del conjunto neoyorquino en aquellos tiempos, quiso que continuara en el equipo, pero como lateral izquierdo. Formoso aceptó la reconversión y se enroló en un ambicioso proyecto que reunió a varios grandes de la historia del fútbol como Beckenbauer, Carlos Alberto, Neeskens, Chinaglia e incluso Cruyff. Con el holandés solo llegó a compartir vestuario durante un par de partidos de exhibición. "Era un fenómeno pero al final le tuvieron que traspasar a Los Ángeles para equilibrar un poco el campeonato ya que nosotros teníamos a casi todas las estrellas de la liga", recuerda Santiago.

El hecho de que el propietario del Cosmos, Steve Ross, fuera también el director general de la Warner Bros, hizo que Formoso se codeara con algunas de las figuras más influyentes de la industria del espectáculo que reinaban en norteamérica. Ross quería impulsar el soccer y era normal ver a sus jugadores alternando con Frank Sinatra, Al Pacino o los mismísimos Rolling Stones.

Aquella bronca con Beckenbauer

"Eso era nuestro pan de cada día. Siempre estábamos haciendo marketing, que era lo que se llevaba en Nueva York. Todo es un cruce de artistas, nosotros participábamos en sus eventos y ellos en los nuestros. Me quedó grabado que eran como Pelé y Beckenbauer, gente sencilla que no se lo tenía nada creído". Guarda una curiosa anécdota con Beckenbauer, que en cierta ocasión le abroncó por beber un refresco:

"Era el descanso de un partido de verano, un día que hacía muchísimo calor, y yo estaba tranquilamente tomando una Coca Cola. De repente noto que alguien me tira la lata de un manotazo y la estampa contra al pared. Me giro y veo a Beckenbauer gritando que si estoy loco, que eso es todo química y me da una cerveza. Me dijo que todo lo que necesitaba para recuperarme del esfuerzo estaba allí". Hoy Santiago Formoso, que después de más de una década ligado al fútbol profesional llegó a ser propietario de tres compañías de transporte para ejecutivos, se gana la vida como chófer en Uber. "Cuando colgué las botas algo tenía que hacer, así que empecé de taxista. Como me fascina el volante, aquí sigo", remata con pasmosa sencillez este pionero tan especial del fútbol español.

Para saber más sobre el documental de Santiago Formoso, síguenos en facebook.
  • Facebook Social Icon
Unknown Track - Unknown Artist
00:00 / 00:00